Gamificación en la educación 

“Gamificación (gamification en el ámbito anglosajón) es el empleo de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la fidelización y otros valores positivos comunes a todos los juegos. Se trata de una nueva y poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas.”… Sitio gamificación.com


Desde hace poco más de tres décadas, los videojuegos se han venido abriendo paso como un medio en el que la inmersión de la juventud se ha dado a partir de una cada vez mejor tecnología involucrando de manera importante los sentidos pero, en mayor o menor medida circunscrito a la soledad de una habitación, sin mayor movimiento que el de los hábiles dedos que acompañan la mirada cada vez más ágil fortaleciendo conexiones neuronales, pero dejando de lado otras cosas igualmente importantes para la vida familiar y social.

Los videojuegos y en general el acceso a las redes sociales, teléfonos y tabletas inteligentes en el ámbito digital, han provocado en general, algunas características no deseables como es el caso del aislamiento social, el aumento considerable de peso, un aumento en las enfermedades como la depresión y el diabetes, el aislamiento, el resquebrajamiento de familias y la soledad de la atomización de una vida social que nos ha alejado de aquellos vínculos sociales y culturales que constituyen la argamasa de las raíces de nuestra sociedad.

En mi familia tengo la suerte de contar con personas que aparte que las quiero y aprecio por ser parte de mi familia, tienen estudios sobre nuevas tecnologías, y, tomando en consideración mi particular gusto por el tema, frecuentemente las charlas familiares se orientan por situaciones que en lo personal siempre terminan por generar una sorpresa importante debido a las nuevas formas en que la tecnología incursiona en nuestras vidas.

Este fin de semana, una de las tantas charlas que surgen en la sobremesa después de la comida, fue en el sentido de que se había dado a conocer por parte de una empresa internacional de este tipo de entretenimiento, el lanzamiento de un nuevo videojuego sobre la temática de una caricatura que fue muy importante en la vida de mis hijos en su niñez y juventud como fue el “pokemon”

A pesar de que es un juego que no se encuentra disponible aún para la plataforma iOS en México, sino sólo en Estados Unidos y algunos otros países, tuve la suerte de abrir hace tiempo una cuenta de este tipo en aquel país hace algunos años por la facilidad de obtener algunos libros y precisamente aplicaciones que tardan en llegar aquí , así como tener acceso a periódicos y revistas, por lo que pude descargar e instalar satisfactoriamente dicho programa.

Como el acceso al juego se abre o liga a una cuenta de Google que es muy común, abre acceso a la geolocalizacion y demás aplicaciones que permiten interactuar a las personas con su entorno, lo que, luego de un importante trabajo de coordinación de acciones que permiten un entorno -que por primera vez observo en un videojuego- de acercamiento a la comunidad.

Independientemente de lo divertido que resulta el “capturar” los diferentes miembros de la colección, los cuales se pueden apreciar a través del visor de la cámara del dispositivo inteligente, avisando con un sonido específico cuando se encuentran en las cercanías, el programa está orientada para, como sucedía en la caricatura original, tener que salir del cuarto y aislamiento en el que se encuentra nuestra juventud.

El programa está predeterminado para que mientras más se camine – 4000 pasos es lo que pide por día-, se pueda ir encontrando más objetos que le permitan tener un “mayor acceso a nuevas prestaciones” del juego, los cuales se encuentran dispersos por la ciudad, ya sea en espacios culturales, historicos, sociales o espacios verdes, lugares en donde hay agua, plazas, o centros colectivos de reunión.

Las “pokebolas” que son las “bolsas” en donde se guardan los coleccionables, se pueden obtener generalmente -tres en cada uno- en los monumentos públicos, pero se ha de estar a una distancia de apenas unos metros para que se “active” la aplicación, se muestra el monumento y una breve pero interesante explicación histórica del mismo, para luego poder hacer el “reclamo” de los objetos que ahí se “encuentran”.

Ayer mismo pude disfrutar de “coleccionar” objetos y ver sus respectivas descripciones en los monumentos del “Galileo” en el Tecnologico de Monterrey, el monumento a Jesús García el Héroe de Nacozari, el monumento a Don Benito Juárez, la Plaza del Ángel, el de los Bomberos caídos en la calle Libertad, así como en los edificios de la Presidencia Municipal, El Museo de Arte Sacro y la casa Creel.

Cuando se llega a tener una cierta experiencia, se puede tener acceso a colocar tus “coleccionables” en los “gimnasios” que son espacios públicos como los parques y jardines que existen en nuestra comunidad, haciendo “equipos” con otros compañeros para poder hacer competencias sobre el mismo juego.

En general y para no ahondar más en lo que es el juego en si, la percepción personal es de que este es un elemento que como padres de familia o como profesionales de la educación puede ser muy bien aprovechado para conocer los espacios públicos de nuestra ciudad, nuestras raíces sociales o culturales que tenemos, el que el joven pueda y deba salir a caminar -con las respectivas medidas de seguridad y acompañamiento por supuesto- para poder avanzar en el logro de metas que deba hacer para desarrollar su participación en el juego.

Una tarea que implique recolectar ciertos objetos, en donde se incluya por ejemplo el desarrollo de un breve monográfico de los lugares en donde recolectaron objetos y el mayor número de “coleccionables” es uno de los ejemplos que se me vienen a la mente pueden ser utilizados para que el joven conviva, aprenda, socialice y desarrolle además un juego que es gratuito y puede tener diversas aplicaciones de acuerdo a la creatividad e imaginación.

Debo de presumir que n mi primer día logré tener casi 30 “pokebolas”, 5 objetos, casi el nivel 5 de experiencia (que es el mínimo para participar en los torneos), “atrapar” 18 pokemones y divertirme bastante por el recorrido social, cultural y de entretenimiento, así como por el bastante ejercicio que tuve que hacer para lograr mis objetivos.

manuelnavarro.com

¿Es cierto todo lo que leemos?

Teniendo en cuenta la realidad actual donde la información falsa y distorsionada es compartida con facilidad, es necesario distinguir el periodismo profesional y lograr un mayor reconocimiento público de su relevancia. En este siguiente nivel, la búsqueda de la verdad, un concepto que se encuentra en el génesis del periodismo, es ahora más necesario que nunca”… Marcelo Rech, Presidente del Foro Mundial de Editores

Con la presencia cada vez más importante de las redes sociales, el internet y el acceso al mundo digital desde una cantidad cada vez más grande de personas, se ha creado y desarrollado a la par, un mundo que estamos construyendo desde la participación, creencias y valores personales en el que existen grandes problemáticas y áreas de oportunidad.

Por una parte, dada la facilidad con la cual se accede a la publicación en los medios digitales, se han incrementado los llamados “medios digitales” unos que se desprenden de los medios impresos, televisivos y radiofónicos tradicionales y, otros más, desde iniciativas personales o empresariales alejados de estas, todos ellos con un interés personal, grupal o ideológico que se puede apreciar desde la perspectiva en que abordan las diferentes problemáticas sociales que a diario vivimos.

Por otra parte, se encuentran las redes sociales, espacio en el que al menos en cuanto al acceso, cada vez existe una mayor cantidad de personas que podemos leer, opinar, creer, criticar o apoyar por este medio.

Lamentablemente estas mismas redes digitales son utilizadas por pseudo medios digitales para promover intereses muy específicos que de manera oculta y sin ninguna firma de por medio, buscan inclinar la balanza en uno u otra postura, razón por la cual somos solo nosotros quienes debemos de ser el filtro para que, cuando alguien publique algo, verificar si cuenta con el soporte adecuado para que pueda ser tomado como certero.

Un ejemplo claro de ello es lo que sucede actualmente en la Renovación de la Rectoria de la Universidad Autónoma de Chihuahua me donde se ha confundido, desvirtuado y tratado de inclinar la balanza haciendo creer mentiras desde diversos medios digitales en donde además se intenta promover verdades a medias o mentiras completas generando incertidumbre en la comunidad universitaria, y de igual manera en torno a quienes deseamos un clima de paz. Dichas expresiones tendenciosas faltan a todas las normas éticas de periodismo.

Otro ejemplo claro tiene que ver con el conflicto magisterial, en donde lejos de asumir una postura de revisión de los hechos, se asume una crucifixión del magisterio encerrando en un solo paquete a quienes presentamos una postura diferente a la oficial.

Hagamos conciencia, sobre todo cuando formamos parte de esa serie de cadenas que intenta denigrar o denostar algo en donde no hay bases firmes para asegurar y que, de manera sencilla, promovemos su distribución sin el cuidado correspondiente.

Todas estas posturas mediáticas sin duda llevan la intención del amarillismo mediático que aún en nuestros días es una moneda que vende cara su presencia, aún y cuando carece de sustento, valor y sobre todo ética social, entendida ésta como la argamasa que habrá que cimentar nuestras más profundas raíces sociales…

manuelnavarrow.com

Retomar el camino…

“La reforma educativa fue diseñada por los organismos financieros trasnacionales (FMI, BM y BID), la OCDE, que vende recomendaciones de políticas públicas, y por empresarios de Mexicanos Primero. Para darle certeza legal a la reforma fue impuesta a través del Pacto por México con la participación de PAN, PRI y PRD y aprobada por todos los partidos políticos, sin ser analizada y discutida por los diputados y senadores y sin considerar un diagnóstico, seguimiento y evaluación de las políticas educativas aplicadas en sexenios anteriores. No se tomó en cuenta a estudiantes, maestros, padres de familia, investigadores y especialistas, por lo que carece de legitimidad”… Martha de Jesús López Aguilar

Es un tiempo complejo en diversas áreas de la vida social de nuestro país, situación que viene desde los grandes compromisos neoliberales internacionales. Espacio global que obliga, a través de los financiamientos internacionales la inclusión de políticas públicas que fortalecen la implantación de una mentalidad adecuada a los grandes intereses trasnacionales.
El abandono y ataque al normalismo que tiene como finalidad reducir la capacidad de análisis del magisterio y por ende de la sociedad mexicana es solo una de las afrentas a una profesión que hoy se resiste desde la calle, las urnas y la pluma. 

Hoy más que nunca debemos de tener en mente que es precisamente desde el espacio desde se construyó el andamiaje de la estructura del Sistema Educativo Nacional, desde el espacio más sagrado que se debe cuidar la educación pública, desde donde se emprende precisamente el inicio de su desarticulación.

El poder del aún secretario de educación pública es grande por su cercanía para con el presidente, basta solo observar cómo sigue dando señales de que controla las acciones del gabinete, ejemplo sencillo son las declaraciones del secretario de gobernación de que ni siquiera se tomaría el tema educativo en las negociaciones para con el conflicto magisterial, o las emitidas por la secretaria de relaciones exteriores en el sentido de que éramos la envidia de infinidad de países, sin ver que están llegando multitud de muestras de respaldo internacional ante la andanada de acciones represivas.

Simulada bajo el noble y fácilmente vendible nombre ante la sociedad de reforma educativa, se ha impuesto una agenda administrativa y laboral que ha generado un clima de inestabilidad en todo el país, espacios en donde se lucha contra el monólogo que desde la Secretaria de Educación Pública se han empeñado en generar, donde hay que claudicar ante la principal demanda antes de siquiera empezar a conversar.

Por vez primera se empiezan a filtrar tímidas pero al fin de cuentas importantes expresiones desde la Secretaria de Gobernación y del Senado de la República en el sentido de abrir una posibilidad de generar alguna modificación ante la realidad legislativa en el tema educativo que detona el origen de las molestias y movilizaciones. No es momento de claudicar.

Es momento de estar unidos ante nuestra organización sindical, el camino no es sencillo puesto que existen diversos caminos por los que hay que transitar, por supuesto que no se debe de abandonar el camino del diálogo, pero no debemos abandonar el trayecto de demostrar en las redes sociales y tomar los medios de comunicación que permitan dejar claro ante la sociedad las razones d la manifestación de ideas, que existe una fuerte inconformidad, que merecemos una escucha activa ante la cerrazón de la autoridad y sobre todo, demostrar que existe el camino de un futuro que es mejor para la sociedad, porque así ha sido desde hace casi un siglo en que hemos sigo copartícipes de la construcción del Sistema Educativo Nacional que tenemos y es envidiado por muchos países del orbe.

manuelnavarrow.com

El grito de las voces silentes

“Es muy sencillo despreciar las críticas a la reforma educativa poniendo a todos los que la debaten en el mismo costal impresentable.”… Manuel Gil Antón

Durante más de una década fui director de instituciones de Educación Normal y siempre en cada oportunidad que tuve de compartir unas palabras con el estudiantado, mis palabras estuvieron orientadas hacia que eran el futuro, la medida y el modelo del cambio, de encabezar siempre un proceso de transformación y mejoramiento del esquema de la educación que tenemos en nuestro país.

El atender siempre la necesidad y privilegiar a la educación como un medio de liberación de un pueblo, de generar en ellos la responsabilidad de asumir su compromiso con el cambio y con la mejora constante, con la posibilidad de reinventarse a cada momento y a cada instante, de poner en duda los saberes, los autores, de cuestionar a sus maestros, de poder leer el contexto para actuar en consecuencia.

He tratado, no sin cometer errores, de buscar ser congruente entre lo que hago y lo que digo, buscando siempre, desde hace más de un lustro en que tengo la oportunidad, pero sobre todo la gran responsabilidad de que mis letras sean mi voz al utilizar los diferentes medios de comunicación y redes sociales, que mi participación permita brindar un mejor cauce a la educación, en la búsqueda de la sociedad que deseamos para nuestros hijos.

Orgullosamente, al igual que mis hijos, soy producto de la Escuela Pública, así, con mayúsculas, de una educación que cuenta con una historia que desconocen quienes ahora la dirigen porque jamás pasaron por sus aulas y cuyo único compromiso es con las clases privilegiadas que ven en la educación, como ha ocurrido ya en otros países, una excelente oportunidad de abrir un negocio más para el lucro, importando muy poco el aprendizaje de las niñas y los niños.

Por lo anteriormente dicho y en congruencia con ello, viendo más allá de personas y partidos políticos, desde no hace poco tiempo elevo la voz con la cara en alto exigiendo respeto a la profesión docente, denunciando que la educación se encuentra en este momento en uno de los momentos más oscuros de su historia, en donde se ha tirado por la borda lo realizado por los grandes hombres y mujeres que en el último siglo dieron su vida y pensamiento para contar con uno de los más grandes y mejores sistemas educativos que existen en el mundo.

Estamos invadidos hasta la médula por el espíritu neoliberal de ver en la educación un simple negocio, como un medio para producir hombre y mujeres sin capacidad de reflexionar, sin las más elementales normas sociales, que sólo sepan leer y escribir, sumar y restar, pero que no piensen en el futuro que les estamos dejando a nuestros hijos.

Estamos en un país en que el único facultado para interrumpir clases lunes a lunes es el Secretario de Educación Pública, en donde todo aquello que no sea la voz oficial sale en los medios nacionales de comunicación que, callando son partícipes culpables de lo que está ocurriendo en el país, pero que gracias a las redes sociales hoy podemos elevar la voz y más recientemente el voto para expresar el rumbo que deseamos para nuestro país.

Soy parte de una generación de la cual me siento muy orgulloso y comprometido, formado por maestras y maestras que siempre fueron críticos de las circunstancias que estaban mal en la sociedad; por ello hoy elevo de nueva cuenta la voz para expresar que la educación no es lo que nos dicen que debe ser, para expresar que mienten quienes dejan en cualquier mano la formación de las generaciones venideras, que al combatir la inconformidad con acciones policiacas solo traerá más violencia y que jamás alcanzarán las cárceles para acallar la voz de un gremio que piensa, que siente y que, como lo ha hecho siempre, es un libre-pensador-actuante para la construcción del México que merecemos.
manuelnavarrow.com

El hombrecillo que se creía secretario

Aurelio, el soberbio, el arrogante, se transformó en su verdadero rostro: el Represor. Desde la jornada del domingo 19 de junio tiene las manos manchadas de sangre tras la represión en Oaxaca. Es probable que no dure en el cargo más allá de esta semana, pero también es claro que responde al instinto de mano dura de su jefe… Jenaro Villamil

Rumbo a las elecciones presidenciales del 2012 en México el hombre era poco visible periodísticamente hablando, siempre tuvo la habilidad de ser la mano que mecía la silla, de hablarle al oído al presidente, el más cercano, su amigo. Sombrío en las fotografías se cuidaba de aparecer lo menos posible, su habilidad era la comprensión, explicación, análisis y puesta en práctica de las políticas públicas desde la oficina de la presidencia de la república.

Su prioridad siempre fue la implementación de lo que en políticas públicas se conoce como la Nueva Gestión Pública (NGP), que ha sido aplicada en diversos países principalmente industrializados, de primer mundo donde él estudió, donde de acuerdo con Christensen & Laegreid en el tratado de 2005 de “El estado fragmentado: los retos de combinar eficiencia, normas institucionales y democracia” los principales componentes son una gestión pública práctica –que supuestamente permite un control activo, visible y discrecional de una organización por parte de personas que tienen libertad para administrar–, estándares explícitos de desempeño, un mayor énfasis en el control de resultados, mayor competencia, contratos, devolución, desagregación de unidades y técnicas gerenciales del sector privado.

La principal hipótesis de las reformas de la NGP es que más mercado, más gestión y más autonomía producirán más eficiencia, sin tener efectos secundarios negativos sobre otros valores del sector público, como el control político, por eso su gusto por desacreditar el normalismo, porque jamás le ha importado la formación docente.

Hábil siempre aparecía en los grandes momentos políticos, el único externo cuando se negoció el pacto por México con el secretario de gobernación y los presidentes de los tres partidos políticos que avalaron el acuerdo inicial. Luego, encargado de recibir todo lo concerniente al tema educativo en la transición política una vez electo el actual presidente. Lo mismo regañaba secretarios del gabinete que gobernadores, era el fiel de la balanza en muchas de las decisiones y que luego el presidente daba voz y sustento para convertirlo en realidad.

Inmisericorde con Elba Esther, pensó que haciendola un lado tendría el camino libre. Tuvo serios enfrentamientos con el Secretario Chuayffet, porque a la par que le ordenaba aplicar la reforma educativa, paralelamente vertía diálogo y grandes recursos económicos a la CNTE a través del Subsecretario de Gobernación Luis Enrique Miranda, del club de Toby del presidente.

Cuando finalmente decide entrar en escena, aun y a pesar de que jamás había pasado por la escuela pública, su amigo el presidente lo nombraba secretario de educación, un espacio que siempre admiró; era el momento perfecto, todo bajo control y podría darse el gusto de placearse tranquilamente por toda la república solo a recoger los frutos de su tan anhelado esfuerzo para que llegase el 2018 y ser el candidato “natural”, es más, los resultados electorales del 5 de junio fueron para él excelentes puesto que daban por sentado la salida de Manlio de la esfera de la competencia para el 2018.

Lo que no recordaba el secretario Nuño es que en su libro de cabecera, en la página 588, establece que las reformas de la NGP son especialmente vulnerables a los efectos secundarios negativos cuando se instalan en países donde las capacidades básicas y el debido proceso del servicio civil están ausentes y se carece de un alto capital ético y confianza en el gobierno, un escenario en el que lejos de poder implantar la estrategia neoliberal, habría de unir en lo fundamental al magisterio, por qué que jamás le ha importado un comino aquella oficina en la que le encanta tomarse fotos, emulando a Vasconcelos… Jamás estuvo tan lejos de parecerse a él.

Se dedicó a promover su imagen en los estados que visitaba, en donde a la par que suspendía labores exigía el derecho a los niños a recibir educación y despotricaba contra aquellos que utilizaban niños para fines políticos, siendo ésta su principal herramienta que lunes a lunes los medios nacionales que tanto le felicitaban transmitían con esmero para celebrar la “única y excepcional” reforma educativa. Una reforma carente de toda lógica académica, que refiere, en el mejor de los casos, a una política de contratación y ajuste administrativo de plazas laborales, desapareciendo de un plumazo la estabilidad del magisterio, porque él siempre estuvo detrás de la modificación de la legislación educativa en nuestro país.

Su afición a tener a su disposición toda la fuerza pública posible le hizo perder el piso y engreído asumió que cuanto definiera sería visto como la mano firme que todo mundo esperaba. Las cosas se le salieron de control, hoy se ha dado cuenta que la violencia engendra violencia y que el diálogo de sordos que encabezó desde su gestión solo hizo que se colocara en el mismo costal a aquellos que no compartíamos su patética definición de calidad educativa.

El 19 de junio fue una fecha que el país recordará tristemente, ha quedado marcada con sangre como la fecha en que se escucha la voz del magisterio como una sola exigiendo su renuncia. No puede ni debe seguir adelante porque ha quedado claro la incapacidad política, de interlocución y de operación. Desde mi humilde espacio exijo su renuncia y espero que se inicie una nueva etapa de diálogo y concertación, en donde se llame al magisterio para iniciar la reforma de la reforma, en donde gustoso estaremos, como siempre lo hemos hecho a lo largo de casi un siglo acompañando en la construcción del sistema educativo nacional que se encuentra en estos momentos en el mayor riesgo de su historia.

manuelnavarrow.com

Docente… ¿es tu culpa?

“La reforma educativa no tiene un proyecto educativo explícito. No hay en ella nada que esclarezca hacia dónde se quiere caminar en el terreno pedagógico ni cómo resolver los principales problemas del sector. Por ejemplo, no hay una sola idea que aclare cómo terminar con la desigualdad y el rezago educativo en el que se encuentran 32 millones de personas”… Luis Hernández Navarro

El gran problema de la mal denominada “reforma educativa” es que parte del hecho de que si la educación se encuentra mal, es por culpa del magisterio. En los hechos las modificaciones legales que se llevaron a cabo, no incorporan ninguna iniciativa de cambio en los métodos de enseñanza, tampoco se fortalecen a las Instituciones Formadoras de Docentes, y menos se emiten nuevos planes y programas de estudio, cuando desde hace tres años las autoridades educativas fueron a decir a la OCDE que el primer paso en la reforma educativa sería tener planes y programas nuevos que a la fecha no existen.

Resulta imposible pensar que el docente es el culpable cuando desde hace años las instancias administrativas se han encargado de mermar los apoyos de trabajo social, orientación educativa y servicios profesionales de apoyo a su labor en el ámbito de secundaria, mucho menos de tenerlos siquiera en preescolar y primaria.

Es imposible mejorar la educación cuando se tiene el promedio de alumnos más alto según la OCDE, quien expresa además que “las clases en grupos más grandes se correlacionan con menos tiempo para la enseñanza y el aprendizaje, y más tiempo dedicado a mantener el orden en el salón de clases”.

Es impensable mejorar la educación cuando uno de cada dos niños y niñas que se tiene en el aula se encuentran junto con su familia en situación de pobreza, situación que solo es cubierto con medidas paliativas, asistenciales y provisionales; cuando México resulta reprobado en información, de acuerdo con una evaluación realizada por Artículo 19 y México Infórmate, en donde el promedio nacional de los 32 órganos estatales, señala el Informe de Resultados del Índice Nacional de Organismos Garantes del Derecho de Acceso a la Información (INOGDAI 2016), fue de 49.7 puntos sobre 100.

Al no haberse aprobado las leyes correspondientes, enorme flagelo que daña a las Instituciones y se refleja en las familias y en la educación, este año La propia COPARMEX cumplió con la advertencia de llevar a la OCDE la denuncia en contra de legisladores mexicanos por el atraso en la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Los indicadores son muchos más, como por ejemplo que durante 2016 México descendió seis peldaños en el ranking de competitividad mundial y se colocó en el lugar 45, en la escala de 61 economías revisadas por la escuela de negocios suiza IMD y ordenadas de mejor a peor.

Por ello detrás de una bandera multicolor quieren que se piense que somos de un primer mundo que no existe detrás del 60% de las escuelas con carencias de infraestructura, cuando quieren dar a escoger “democráticamente” un calendario escolar con base en dos opciones de las cuales todo el sistema exige en los hechos que se tome “la de menos clases” aunque ello implique mayor tiempo de dejar a tu familia, así como mayores inconsistencias pedagógicas.

En tanto en encargado de la gendarmería nacional investido de Secretario de Educación Pública siga desplegando a 4 mil 200 policías para resguardar las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuando los policías no están resguardando la seguridad pública, pues podemos observar a la par de que el INEGI reporta un acelerado incremento en la tasa de incidencia delictiva en el país al menos entre los años de 2010 a 2014, lo que constituye un indicador de que se sigue viendo al magisterio como el principal problema de la educación y no el principal factor para su solución.

No, no es culpa del magisterio, es culpa de una deficiente y nula visión de la educación que no ha sido capaz de preguntar a quién debe, por dónde empezar a resolver los problemas pedagógicos del país, problemas que, como vemos se van incrementando día a día y no se alcanza a avizorar, al menos en el corto plazo el momento de remediarlos…

manuelnavarrow.com

¿Un nuevo gobierno?

“Vamos a trabajar de la mano de nuestras maestras y de nuestros maestros, vamos a reivindicar la figura del profesor (…) nadie los va a correr y en mi gobierno vamos a respetar sus conquistas laborales; vamos a respetar la jubilación dinámica. A los maestros y a las maestras de Chihuahua que son informados, que es gente muy enterada, preparada, (…) nosotros no vamos a correr a ningún profesor por la evaluación educativa”… Javier Corral Jurado

Recién acaban de terminar la jornada electoral en nuestra entidad, como pocas veces ha ocurrido en el tiempo electoral reciente, acudió a las urnas más de la mitad de la población, en una votación copiosa y plural que, dando muestra de capacidad cívica, de nueva cuenta se ha definido por elegir la alternancia de un partido político diferente al que actualmente gobierna la entidad, como una forma de buscar que las exigencias ciudadanas sean atendidas y encaminadas hacia su favorable resolución.

Como parte de la sociedad, las maestras y los maestras de Chihuahua somos gente trabajadora, honesta y capaz, que ha sido capaz de mantener una postura digna, responsable y, a diferencia de lo que sucede en el sur del país se ha dado dentro de las aulas a pesar del fuerte golpeteo mediático, político y de desprestigio profesional que ha sido objeto por parte de las autoridades educativas del más alto nivel federal, seguido de la mano de los medios de comunicación nacionales que ven en la figura del maestro al responsable de la difícil situación educativa de nuestro país sin voltear a ver otros factores sociales, políticos y económicos que impactan en el creciente nivel de pobreza que se vive en el país y que invariablemente repercute en las familias y por ende, en el aprendizaje de las niñas y de los niños.

No se necesita de un gran estudio cualitativo para captar, aceptar y entender que existe en el ánimo de las maestras y maestros mexicanos un desánimo y un malestar importante por las forma en cómo se nos ha tratado a partir de la implementación de la mal llamada reforma educativa, trato que se percibe en los medios de comunicación y en aquellos que se supone tendrían que tener una visión de estadista sobre el papel que debe tener la educación en la sociedad, reduciendo su aplicación a una reforma administrativa responsable de aplicar medidas laborales de promoción, ingreso, reconocimiento y la permanencia en el servicio público, y la profesión docente, convertida en una simple agencia de colocación de empleos en donde cualquier persona que, sin tener las menores competencias profesionales en los aspectos psicológicos, biológicos, sociales y profesionales de la niñez, con sólo acreditar un examen pueda obtener una plaza docente.

Tristemente, la evaluación del magisterio se ha convertido en el único elemento para la mejora de la calidad educativa, como si se quisiera curar un enfermo a base de tomarle muchas veces la temperatura, y sin entrar en la parte fundamental del proceso educativo como lo es la reforma de planes y programas de educación básica ni de los planes de formación docente y de fortalecimiento de las escuelas normales, además de que se ha hecho a base de amenazas y con la policía por delante, para “conminar y defender al magisterio a aceptar amablemente la reforma educativa para luego empezar a dialogar” por parte del Secretario de Educación Pública.

Es por ello que, al momento de la llegada del ejercicio del nuevo gobierno, cuyos orígenes se encuentran en una idiosincrasia que vivió duros momentos en la época de los ochentas en Chihuahua y que levanta en los corrillos del magisterio una serie de dudas sobre si se irá a dar una nueva persecución en contra del magisterio y otras situaciones que permean en un sentimiento gremial que, aunado al escenario nacional, puede constituir un problema en la forma en que se percibe nuestro trabajo desde las aulas.

Por ello, he escuchado con atención las palabras que el Señor Gobernador electo Javier Corral Jurado expresó en el evento del cierre de campaña que realizó el pasado 31 de mayo en Nuevo Casas Grandes en referencia al magisterio y que está colocado como cita inicial del presente artículo, el cual me permite otorgar el beneficio de la duda porque levanta esperanzas sobre el destino y la forma en que se pueda desarrollar un trabajo que es fundamental para el futuro de la sociedad como lo es el magisterio y el fortalecimiento de la escuela pública, de los cuales seremos escrupulosos y puntuales guardianes.

manuelnavarrow.com