Trastorno del Espectro Autista (TEA)

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instauró en 2007 el 2 de abril como el día mundial de concienciación sobre el Autismo, por lo que diferentes organizaciones, tanto gubernamentales como privadas, promovieron diferentes actividades, foros, iluminación de espacios públicos en tono azul, espacios de discusión colectiva y en medios de comunicación sobre este importante tema que aun es muy desconocido para nuestra sociedad, pero que representa una realidad para una cantidad muy significativa de familias en México y en el mundo.

 De lo que se sabe hasta el momento, se puede destacar, en cuanto a datos estadísticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 160 niños y niñas presenta algún grado del Trastorno del Espectro Autista (TEA), que, de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), 28 mil 807 estudiantes presentan TEA en el presente ciclo escolar de las cuales 24 mil 134 son alumnos y 4 mil 673 son alumnas, sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado por la organización “Autism Speaks”, se estimó que uno de cada 115 niños en México, es decir, cerca de 400 mil menores viven con algún grado de TEA.  La incidencia de esta condición crece 17 por ciento al año de acuerdo con la información de la Organización “Iluminemos”.

Es claro que el desconocimiento del TEA es muy grave, puesto que las niñas, niños, adolescentes y sus familias sufren de exclusión por falta de conocimiento, concientización y en no pocas ocasiones por prejuicios infundados. Lo cierto es que aspectos que en otros momentos pueden resultar “normales” para una parte importante de la población como lo son las luces, muchos objetos del campo visual, así como cosas moviéndose a velocidades irregulares sobreestimulan la visión de algunas personas dentro del espectro autista.

Uno de los graves problemas y una realidad en México, es que las personas con autismo se pierden, pues tienden a alejarse o deambular sin rumbo fijo de modo muy impulsivo, muchos no suelen tener sentido del peligro, sus capacidades de comunicación son limitadas y el espacio público siempre representa un riesgo, por lo que, el que la policía no conozca los protocolos de búsqueda de estas personas, de acuerdo con la “Organización OTEA Autismo” es un grave factor de riesgo. 

De acuerdo con el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, los Estados Parte, como es el caso de México, recopilarán información adecuada, incluidos datos estadísticos y de investigación, que les permita formular y aplicar políticas adecuadas que permitan fortalecer las acciones en pro de quienes sufren TEA.

Es un excelente momento para reflexionar y fortalecer el conocimiento, así como la difusión de este trastorno, el cual afecta la educación, interrelación, comunicación y socialización de miles de familias en nuestro país, por lo que resulta muy importante impulsar acciones específicas para que la sociedad y sobre todo las autoridades gubernamentales de los tres órdenes de gobierno desarrollen en beneficio de este segmento de la población.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

Trastorno del Espectro Autista (TEA)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s