COVID-19 y Filas

Soy docente jubilado hace casi un lustro, sin embargo, tengo la suerte de estar recontratado para impartir clases en niveles de maestría y doctorado por honorarios en una Institución oficial y en una de tipo particular, por lo que cuando llegó la primera fase de vacunación, tenía para elegir entre la vacuna por edad y por condición laboral.

A pesar de las críticas, decidí ponerme la Cansino, por lo que implicaba en la fortaleza señalada una vez que tuve acceso a indagar a profundidad las características de la misma en el mes de mayo del año pasado.

Con la fortuna que de que, gracias a la primera dosis, a los cuidados y la suerte, pase un largo tiempo sin mayor problema ni contagio, hasta el mes de enero de este año, en donde coincidió que, justo una semana antes de la vacuna de refuerzo, ya sea por edad o por la profesión, di positivo a COVID-19.

Puedo decir que fue relativamente leve, un poco más fuerte de lo que he experimentado anteriormente como un resfriado, además de la temperatura, que no subió más de 38 grados, los escalofríos así como el dolor muscular en todo el cuerpo, adicionalmente el insomnio algunos días, pero sin pérdida de olfato y gusto u otros problemas mayores.

Dado que no me pude poner la segunda dosis, me esperé a lo que fue la aplicación de la tercera dosis de personas de mi edad, por lo que, una vez que ya habían pasado tres semanas desde que terminaron mis síntomas, mi médico me recomendó que me pusiera la vacuna, que, con el contagio previo, me habrían quedado, además, anticuerpos de refuerzo.

Elegí el centro de convenciones el día que me correspondió. Debo decir que me inquietó el que no fuera en vehículo como había sido hasta antes de esta ocasión, sin embargo, a pesar de que fue temprano y había una fila bastante grande, ésta nunca dejó de avanzar, y en cosa de 20 minutos ya estaba dentro del edificio principal del Centro de Convenciones. Excelente organización para ubicar, orientar sobre el número y tipo de vacuna, atención esmerada del personal en todo el proceso, rápido sellado y recolección de documentos, así como el cuidado y la espera luego de la aplicación de la vacuna hasta el orden de salida del inmueble.

Hoy, en mi caso, luego de haber vivido todo este proceso, me siento contento por la elección de la vacuna Cansino como primera opción, las molestias fueron moderadas comparando con las que he visto en otras personas y claro que importa el resto de los factores personales como el tipo y la cantidad de la cepa del virus con el que me contagié, mi salud física y el no contar con otras comorbilidades importantes.

No todo está dicho, sin embargo, hay que seguirnos cuidando, hay que seguir con las medidas protocolarías, hay que evitar acudir a lugares concurridos y buscar a toda costa proteger a nuestros seres queridos, que ya hay suficiente dolor en derredor.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s