Soy Maestro

Soy maestro

Soy maestro no por que me obligaron, tampoco porque mi padre era maestro aunque sin duda debió de haber influido de manera importante en mi niñez, pero me considero un maestro por gusto, por vocación y por pasión.

Me encanta la educación y la vida me dio la oportunidad de estar siempre a su lado, desde una humilde escuela bidocente de d organización incompleta, siempre pude dar gracias en cada paso, en cada niña, en cada niño, con cada joven, madre, padre de familia que por una u otra razón llegaban a mi vida.

Me da siempre mucho gusto del valor que la sociedad le da a la educación, como todos, siempre desde la manera en que hemos vivido y bajo apreciaciones que distinguen de manera personal, pero siempre con la idea de que ésta puede ser un factor muy importante para cambiar la vida de las generaciones para el mañana.

Hoy no podemos dejar de ver a la educación como un sector tremendamente influenciado por lo que ocurre actualmente con los efectos de la emergencia sanitaria, sin embargo es en este contexto tan complejo en que surge la figura de las maestras y los maestros como un factor central y esencial para el logro de los aprendizajes esperados y para garantizar el derecho a la educación.

Mi agradecimiento, respeto y aprecio por todos y cada uno de los maestros que tomaron parte en mi formación académica empezando por nuestro Padre, pasando por cada una de las Instituciones y planteles educativos.

De igual manera para mis compañeras y compañeros de andanzas en los estudios que compartían la esperanza y el sueño de ser docentes, la mayoría Jubilados o rumbo a ello.

A mis compañeras y compañeros que tuve el gusto de compartir en cada una de las instituciones en las que tuve el gusto de trabajar, porque ahí aprendí el valor del trabajo colaborativo y que jamas nadie logra solo una institución que puede considerarse exitosa.

A cada una y a cada uno de mis estudiantes que compartimos un espacio en una institución de formación docente, mis respetos, mi agradecimiento porque sus enseñanzas para tener una esperanza, la energía y búsqueda de nuevas y mejores expectativas, me dio siempre el entusiasmo para ver el futuro de manera positiva. Hoy que les veo plenos y en funciones siento que el esfuerzo no fue en vano y que vivo a través de sus éxitos, de sus luchas y de sus acciones por mejorar la educación a pesar de las graves circunstancias por las que atraviesa la Educaicón.

En fin, vaya un fuerte abrazo a quienes tienen el privilegio de compartir esta maravillosa profesión, porque estoy seguro que, como dice la letra del Himno de mi Alma Mater, juntos hemos sido “Sembradores en el surco de la idea, cómo un astro llevemos en la mano, una antorcha de luz clara y febea, que ilumine el cerebro mexicano”

Feliz día de las Maestras y los Maestros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s