Mucho ruido y pocas nueces…

Poco a poco, conforme pasa el tiempo, las propias revisiones de las acciones que tuvieron que ver con las decisiones educativas en el pasado gobierno federal, dan cuenta del daño que hicieron y permiten asumir que se hace necesario que las nuevas acciones en la materia de la actual administración enfoquen sus baterías hacia la corrección de aspectos torales en el tema, del cual, por cuestiones de espacio, solo se tocan algunos.

De acuerdo con el informe del Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2017 de la Auditoría superior de la Federación (ASF) que se presenta en días pasados en un detallado documento de 326 cuartillas, en donde se destacan múltiples problemas de coordinación, programación y ejecución del gasto que, lejos de ser utilizado en las niñas, niños y adolescentes, se utilizó en acciones que poco o nada podían influir en ello.

Hablando de las escuelas de tiempo completo (ETC), se detalla que apenas se logró dar cobertura al 14.1% del total de estudiantes de educación básica, de los cuales poco más de la mitad recibieron alimentación que es parte fundamental del programa original y lo que es más grave, queda establecido que la SEP no demostró que la ampliación del tiempo de permanencia de 3,583,172 alumnos en 25,134 ETC, incidiera en la mejora de sus aprendizajes, ya que se desconoce su nivel de logro educativo.

Resulta, además, que los programas que, si recibieron mucho dinero en publicidad, no se hicieron adecuadamente, como es el caso de los Consejos Técnicos Escolares, los cuales, a la par de los Consejos Escolares de Participación Social en la Educación, no recibieron medidas de control para su adecuada operación.

Por otra parte, queda establecido, que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE)no contó con modelos de evaluación integrales que articularan los componentes, procesos y resultados del Sistema Educativo Nacional, y no dispuso de mecanismos para asegurar el uso de los resultados de las evaluaciones en la toma de decisiones de las autoridades educativas.

Se establece, además que, en opinión de la ASF, a cinco años de la promulgación de la Reforma Educativa, se han realizado diversos cambios en los componentes del Sistema; sin embargo, las deficiencias identificadas en el diseño e implementación de dicha estrategia, en el periodo 2013-2017, conllevan el riesgo de que, aun con su materialización, no se logre mejorar la calidad de la educación, ni elevar el nivel de aprendizaje.

Con lo anterior queda más que claro que se hace necesario establecer acciones de corrección del rumbo educativo en donde se establezca una ruta diferente y mejor que en realidad atienda las necesidades de las niñas, niños y jóvenes y no solo el aspecto publicitario del tema.

https://manuelnavarrow.com/2019/02/27/mucho-ruido-y-pocas-nueces/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s