Docente… ¿es tu culpa?

“La reforma educativa no tiene un proyecto educativo explícito. No hay en ella nada que esclarezca hacia dónde se quiere caminar en el terreno pedagógico ni cómo resolver los principales problemas del sector. Por ejemplo, no hay una sola idea que aclare cómo terminar con la desigualdad y el rezago educativo en el que se encuentran 32 millones de personas”… Luis Hernández Navarro

El gran problema de la mal denominada “reforma educativa” es que parte del hecho de que si la educación se encuentra mal, es por culpa del magisterio. En los hechos las modificaciones legales que se llevaron a cabo, no incorporan ninguna iniciativa de cambio en los métodos de enseñanza, tampoco se fortalecen a las Instituciones Formadoras de Docentes, y menos se emiten nuevos planes y programas de estudio, cuando desde hace tres años las autoridades educativas fueron a decir a la OCDE que el primer paso en la reforma educativa sería tener planes y programas nuevos que a la fecha no existen.

Resulta imposible pensar que el docente es el culpable cuando desde hace años las instancias administrativas se han encargado de mermar los apoyos de trabajo social, orientación educativa y servicios profesionales de apoyo a su labor en el ámbito de secundaria, mucho menos de tenerlos siquiera en preescolar y primaria.

Es imposible mejorar la educación cuando se tiene el promedio de alumnos más alto según la OCDE, quien expresa además que “las clases en grupos más grandes se correlacionan con menos tiempo para la enseñanza y el aprendizaje, y más tiempo dedicado a mantener el orden en el salón de clases”.

Es impensable mejorar la educación cuando uno de cada dos niños y niñas que se tiene en el aula se encuentran junto con su familia en situación de pobreza, situación que solo es cubierto con medidas paliativas, asistenciales y provisionales; cuando México resulta reprobado en información, de acuerdo con una evaluación realizada por Artículo 19 y México Infórmate, en donde el promedio nacional de los 32 órganos estatales, señala el Informe de Resultados del Índice Nacional de Organismos Garantes del Derecho de Acceso a la Información (INOGDAI 2016), fue de 49.7 puntos sobre 100.

Al no haberse aprobado las leyes correspondientes, enorme flagelo que daña a las Instituciones y se refleja en las familias y en la educación, este año La propia COPARMEX cumplió con la advertencia de llevar a la OCDE la denuncia en contra de legisladores mexicanos por el atraso en la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

Los indicadores son muchos más, como por ejemplo que durante 2016 México descendió seis peldaños en el ranking de competitividad mundial y se colocó en el lugar 45, en la escala de 61 economías revisadas por la escuela de negocios suiza IMD y ordenadas de mejor a peor.

Por ello detrás de una bandera multicolor quieren que se piense que somos de un primer mundo que no existe detrás del 60% de las escuelas con carencias de infraestructura, cuando quieren dar a escoger “democráticamente” un calendario escolar con base en dos opciones de las cuales todo el sistema exige en los hechos que se tome “la de menos clases” aunque ello implique mayor tiempo de dejar a tu familia, así como mayores inconsistencias pedagógicas.

En tanto en encargado de la gendarmería nacional investido de Secretario de Educación Pública siga desplegando a 4 mil 200 policías para resguardar las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cuando los policías no están resguardando la seguridad pública, pues podemos observar a la par de que el INEGI reporta un acelerado incremento en la tasa de incidencia delictiva en el país al menos entre los años de 2010 a 2014, lo que constituye un indicador de que se sigue viendo al magisterio como el principal problema de la educación y no el principal factor para su solución.

No, no es culpa del magisterio, es culpa de una deficiente y nula visión de la educación que no ha sido capaz de preguntar a quién debe, por dónde empezar a resolver los problemas pedagógicos del país, problemas que, como vemos se van incrementando día a día y no se alcanza a avizorar, al menos en el corto plazo el momento de remediarlos…

manuelnavarrow.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s