Una esperanza para la niñez

En mis clases son varios los comentarios que escucho de todos los niveles, y tienen que ver con una preocupación muy significativa sobre la salud emocional de sus estudiantes, dada la excesiva preocupación por el Curriculum muy por encima de la salud emocional que viven a la luz del encierro.

Un ejemplo claro de ello resulta de un suceso que pasó en una de esas anécdotas de clase, precisamente en el primer día del regreso a clases en primaria, cuando emocionada por ver a sus estudiantes, la maestra de primero sacó a la explanada a sus estudiantes, les invitó a jugar a “la víbora de la mar”, sin embargo, ante tal invitación, no hubo un solo niño que se moviera: desconocían completamente el juego.

Lo anterior puede pasar como un asunto menor y sin importancia, sin embargo, quienes tienen en su visión la importancia de la psicomotricidad, la estructura mental que proporcionan los juegos organizados, así como los elementos socializantes de la convivencia que desencadenan desde el preescolar, pueden imaginar cómo esta es solo una pequeña muestra de aquello que ha dejado como consecuencia la emergencia sanitaria.

Si algo queda claro, es que cómo estás niñas y niños, no solo no conocen su escuela, no vivieron muchos de los elementos de socialización, se perdió el hilo de confección de innumerables tradiciones y percepción sobre lo que se vive en los centros educativos y con ello estamos ante un problema socio emocional de grandes dimensiones que es preciso atender cuanto antes, más allá de los conocimientos que pueden estar en riesgo, pues es la salud emocional que puede traer una brecha en esta generación que puede tener duras consecuencias en el futuro de nuestra sociedad.

La gran importancia del conocimiento social, biológico y psicológico de la niñez y juventud por parte quienes estudiaron una carrera exprofeso para ser docente, es que lo más importante en este tiempo de regreso a clases, será recuperar la salud emocional, establecer un clima de aula seguro, así como llevar a cabo un proceso inteligente de la mano de los padres de familia, para llevar a buen puerto lo que puede ser perjudicial si se desconocen este tipo de procesos al interior del aula.

Hoy más que nunca debemos de saber que lo que se dejó de hacer con la educación virtual hoy debe tener una estrategia pedagógica de grandes dimensiones a nivel del aula, que permita transitar, con elementos claros y adaptados a cada circunstancia específica de las niñas, niños y adolescentes, para buscar paliar los efectos y consecuencias de la emergencia sanitaria. 

Ojalá no se vuelvan a cerrar las puertas de los centros escolares y se fortalezcan y continúen con las medidas de protección para la niñez, juventud y docentes, pues las consecuencias que vivirá la sociedad no serán ni aquí ni ahora y puede tener un impacto a nivel personal, familiar, profesional y por supuesto social en toda una generación que está viviendo consecuencias inéditas para su formación y desarrollo existencial. 

Afortunadamente hoy tenemos en la gran mayoría de las aulas en México, a Profesionales de la educación formados en el conocimiento de este tipo de procesos que habrán de poner todo lo que está a su alcance y conocimiento para fortalecer y equilibrar lo que ha sucedido en este tiempo de emergencia sanitaria. Confiemos en el magisterio…

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

COVID-19 y Filas

Soy docente jubilado hace casi un lustro, sin embargo, tengo la suerte de estar recontratado para impartir clases en niveles de maestría y doctorado por honorarios en una Institución oficial y en una de tipo particular, por lo que cuando llegó la primera fase de vacunación, tenía para elegir entre la vacuna por edad y por condición laboral.

A pesar de las críticas, decidí ponerme la Cansino, por lo que implicaba en la fortaleza señalada una vez que tuve acceso a indagar a profundidad las características de la misma en el mes de mayo del año pasado.

Con la fortuna que de que, gracias a la primera dosis, a los cuidados y la suerte, pase un largo tiempo sin mayor problema ni contagio, hasta el mes de enero de este año, en donde coincidió que, justo una semana antes de la vacuna de refuerzo, ya sea por edad o por la profesión, di positivo a COVID-19.

Puedo decir que fue relativamente leve, un poco más fuerte de lo que he experimentado anteriormente como un resfriado, además de la temperatura, que no subió más de 38 grados, los escalofríos así como el dolor muscular en todo el cuerpo, adicionalmente el insomnio algunos días, pero sin pérdida de olfato y gusto u otros problemas mayores.

Dado que no me pude poner la segunda dosis, me esperé a lo que fue la aplicación de la tercera dosis de personas de mi edad, por lo que, una vez que ya habían pasado tres semanas desde que terminaron mis síntomas, mi médico me recomendó que me pusiera la vacuna, que, con el contagio previo, me habrían quedado, además, anticuerpos de refuerzo.

Elegí el centro de convenciones el día que me correspondió. Debo decir que me inquietó el que no fuera en vehículo como había sido hasta antes de esta ocasión, sin embargo, a pesar de que fue temprano y había una fila bastante grande, ésta nunca dejó de avanzar, y en cosa de 20 minutos ya estaba dentro del edificio principal del Centro de Convenciones. Excelente organización para ubicar, orientar sobre el número y tipo de vacuna, atención esmerada del personal en todo el proceso, rápido sellado y recolección de documentos, así como el cuidado y la espera luego de la aplicación de la vacuna hasta el orden de salida del inmueble.

Hoy, en mi caso, luego de haber vivido todo este proceso, me siento contento por la elección de la vacuna Cansino como primera opción, las molestias fueron moderadas comparando con las que he visto en otras personas y claro que importa el resto de los factores personales como el tipo y la cantidad de la cepa del virus con el que me contagié, mi salud física y el no contar con otras comorbilidades importantes.

No todo está dicho, sin embargo, hay que seguirnos cuidando, hay que seguir con las medidas protocolarías, hay que evitar acudir a lugares concurridos y buscar a toda costa proteger a nuestros seres queridos, que ya hay suficiente dolor en derredor.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

¿Y si en vez de mercadotecnia nos dan propuestas?

A partir de las recientes modificaciones en las normas estatutarias de las organizaciones sindicales, la renovación de los diferentes niveles de la dirigencia se llevarán a cabo con el voto secreto y directo de la militancia en cuestión.

En este sentido, existen diferentes opciones que, aún y sin que exista una convocatoria al respecto, en el ámbito estatal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Chihuahua, se han levantado voces de quienes aspiran al relevo de la dirigencia Seccional coló ha sucedido ya en otras entidades de la República.

Por mucho, las acciones que se han venido desarrollando, han sido más de corte político que de carácter informativo al respecto de propuestas serias para la sucesión.

Así, quienes contienden, hasta el momento, no han variado de estrategias para conseguir la atención, como es el caso del uso de las redes sociales formando grupos de Whats App o Telegram, la colocación en los perfiles de sus seguidores de posts emblemáticos utilizando mercadotecnia para demostrar poder, el uso de la estructura oficial de acuerdo al alcance y nivel de colocación que les permite los espacios de decisión a los que han accedido, pero nada que no se utilice en otros ámbitos políticos incluso de carácter partidista y la pregunta es ¿Que acaso un gremio como el de la educación no merece que se hable de propuestas serias sobre cómo será la manera en que enfrentarán las diferentes problemáticas que sacuden al sector educativo de llegar a convertirse en líderes de la organización sindical?

Es por ello que, más allá de las cuestiones estratégicas de mercadotecnia o político electoral, al menos en mi caso, aspiro a que estas elecciones se constituyan en un referente obligado para las siguientes generaciones en donde hablen las propuestas, que sin duda alguna, se convierten en una dirección de lo que el día de mañana se conviertan en acciones y no existan personas sorprendidas y así estar en mejores condiciones para la emisión del sentido del voto.

Al respecto, me inclino por que se pueda orientar la posibilidad que si se utilicen los medios que se están usando hasta el momento, pero para mostrar propuestas serias sobre su actuar de llegar a ser líderes sindicales. Por ello, propongo, al menos en principio, estas líneas de discusión a fin de que se sumen las que sean necesarias y la candidata y los candidatos adopten una postura concreta y seria con respecto a las problemáticas que se viven a diario y que pueden ser algunas de las siguientes:

  1. ¿Cuáles considera que son las principales problemáticas que se deben de atender y en qué orden de prioridad lo avizora?
  2. ¿Cuáles acciones desarrollará para favorecer la transparencia y la rendición de cuentas de los activos financieros, materiales y humanos al interior de la organización sindical?
  3. ¿Está dispuesto o dispuesta a mostrar sus declaraciones denominadas 3 de 3 sobre patrimonio y posibles problemas de intereses suya, así como de su cónyuge y/o familia directa?
  4. ¿Cuál es su propuesta para la mejora del servicio médico del Pensiones Civiles del Estado?
  5. ¿Cómo considera que se pueda apoyar a los maestros y maestras noveles en la mejora de sus prestaciones?
  6. ¿De que manera piensa utilizar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para mejorar la democracia al interior del gremio, así como para desarrollar una propuesta académica para los diferentes niveles desde la visión de las y los profesionales de la educación?
  7. ¿Cómo sugiere que se puede mejorar el servicio del SIMAP, a fin de que sea un organismo más orientado al servicio de las y los profesionales de la educación?
  8. ¿Qué propone para favorecer la mejora en la calidad de vida del personal pensionado y jubilado?
  9. ¿Cómo considera que debe de ser la vía de interlocución con el gobierno del estado y otros actores políticos de la vida institucional en la entidad?
  10. ¿ Cómo visualiza su participación en la vida política en cuanto a aspiraciones para puestos de elección popular?

En este sentido, sobre estas y otros aspectos igualmente importantes, sería adecuado, cómo se hace mención en la primera parte de este escrito, que se empiecen a generar propuestas específicas, no tanto sobre simpatía, marketing electoral o discusión sobre lo que se cuenta, sino las perspectivas sobre cómo se desarrollaría el trabajo al frente de la organización sindical y que ello pueda favorecer la transparencia y la rendición de cuentas para cuando en él futuro se empiecen a tomar decisiones sobre el rumbo del gremio.

Hace falta el diálogo, la transparencia, la democracia y el entendimiento de pares para que el camino se haga no solo en un marco de un liderazgo distribuido, sino en un conjunto de elementos que permitan la solidez de la muy necesaria unidad al interior para el futuro de la organización sindical.

65 años de PCE

Pensiones Civiles del Estado se fundó en enero de 1957, durante el sexenio del gobernador Teófilo Borunda Ortiz y bajo la iniciativa del gremio magisterial estatal de la entonces Sección 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, quienes bajo el amparo de la ley que dio vida al Instituto, se hicieron acreedores a préstamos, pensiones y jubilaciones.

Años más tarde, los beneficios de la seguridad social se ampliaron no sólo en cuanto a destinatarios sino en su cobertura, pues a las prestaciones socioeconómicas se agregaron los servicios médicos, y además de los maestros estatales, los beneficiarios fueron también los burócratas y los trabajadores, y maestros de la entonces Universidad de Chihuahua.

Hoy en día, a 65 años de distancia, luego de presumir durante años ante propios y extraños de tener la mejor institución de seguridad social en México, el sueño se ha vuelto solo eso, un sueño lejano desde donde poco queda por presumir y lejos también quedan aquellos tiempos en que se cubría mucho más que el servicio médico.

Cierto es que no se trata de simples matemáticas, se trata de una edificación de una sólida estructura burocrática, así como del cumplimiento de los compromisos económicos de los entes gubernamentales que le conforman, los cuales se constituyen en una serie de pilares desde donde se puede apreciar la vigencia del Instituto para la atención de las siguientes generaciones de personas afiliadas.

Uno de los pilares que lo constituyen, es el personal, sus médicos, especialistas, personal administrativo y de apoyo, desde donde, por lo general, salvo penosas excepciones, existe una atención muy respetable y atenta que permite distinguirla de otros servicios médicos en el país.

Otro de los pilares tiene que ver con el conjunto de acciones que se toman al interior de la institución para el correcto funcionamiento y ahí es donde resulta muy grave poder observar que el medicamento que otorgó el médico general ya no está en el cuadro básico, las interminables filas en la farmacia, que no exista el medicamento en ésta y que por políticas de compra de medicamentos, se entreguen tres o hasta cuatro vales para igual número de farmacias que se encuentran por lo general en lugares muy distantes de la ciudad capital, no se diga las problemáticas que enfrentan el resto de las regiones.

Otro aspecto lamentable es que por los pocos equipos que existe en el área de imagenología, las citas se programan de manera normal con meses de diferencia sin importar la cita del médico o la gravedad de la situación, en donde, además, se pueden apreciar filas todos los días buscando “una cancelación”, con el consiguiente peligro en plena época de contagio.

El problema es la atención hospitalaria, la fuga de médicos especialistas, la mala licitación de medicamentos, la falta, la atención y el cuidado del actual personal médico, generales y especialistas, así como de enfermería y administrativo, la falta de equipamiento oportuno y adecuado, que todo se resume en la falta de inyección económica, así como la correcta administración de recursos materiales y humanos.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

¿Qué no sabíamos?

Resulta molesto que no sorpresivo, apreciar los niveles de contagio de esta nueva ola en nuestro país, desde donde podemos apreciar no solamente una elevación exponencial, sino también sus consecuencias, ahora que más de la mitad de las entidades de la República tomaron la decisión y muchos de ellos retrocedieron para la semana del 10 al 23 de enero en cuanto al color del semáforo epidemiológico, incluidos en naranja Tamaulipas, Baja California Sur y Chihuahua.

Explico en el primer párrafo que no es sorpresiva esta situación, en virtud de los acontecimientos que se llevaron a cabo durante la temporada decembrina, en el que, tanto autoridades como sociedad civil, no entendimos el riesgo que llevaba implícito tal desborde de actividades, multitudes en centros comerciales, reuniones, fiestas y desorden acumulado que terminó por dejar atrás un tiempo de esperanza que pudiéramos tener una temporada con menor temor a la virulenta enfermedad.

Instituciones Internacionales como es el caso de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF por sus siglas en inglés) así como la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), han expuesto hasta el cansancio que el cierre de escuelas debe de estar como la última de las opciones a tomar por los gobiernos de los diferentes países en el mundo.

A pesar de lo anterior vemos con tristeza que las decisiones que se debieron de haber tomado antes y durante la temporada navideña, pasaron desapercibidas, dejando en primer lugar las actividades económicas por encima de las del sector salud y el sector educativo, en donde pareciera que los Consejos de Salud en las Entidades les fue más importante el comercio por encima de las consecuencias que ahora vivimos.

En este sentido, es importante observar un ejemplo puntual, como lo es la ciudad de Chihuahua, en donde medios de comunicación como esta casa editorial publicaron hasta el cansancio los enormes conglomerados que se formaban en el centro histórico, en los grandes centros comerciales, en donde, además, fueron instalados atractivos para la atracción de personas como una pista de hielo, la casa navideña, esculturas y grandes figuras alusivas a la temporada, en donde para “protección” de las personas, se instalaron “filtros sanitarios” en donde solamente se aplicaba gel antibacterial, pero adentro de las tiendas era un mar de personas sin menor temor a lo que ya se veía venir.

Es por ello que surgen cuestionamientos serios con respecto a nuestro comportamiento como sociedad civil y como sociedad organizada en el gobierno. En el primer caso al actuar despectivamente pensando que estando vacunados la mayor parte de la población “no pasaría nada” y en segundo, en el actuar gubernamental al permitir, impulsar, proteger y desarrollar actividades de aglomeración, sabiendo que la nueva variante del virus se propaga de mayor medida de manera aérea, en la respiración o al hablar, situación que despertó un sinnúmero de contagios que hoy están a la vista.

Así, regresando el año, se citó “de urgencia” al Consejo Estatal de Salud, en donde, dentro de otras medidas, se pusieron tope a las personas en los espacios y se suspendieron las clases al menos por dos semanas más. La pregunta obligada como sociedad es: Si ya sabíamos tantas cosas sobre la nueva variante y la nueva forma de transmisión, ¿No hubiera sido adecuado citar al Consejo Estatal de Salud a inicios de diciembre y poner tope a estas aglomeraciones en ese tiempo, evitando todo lo ya citado anteriormente para que ahora no tuviéramos estas consecuencias que ahora vivimos? 

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

El año nuevo… nueva realidad

Ya termina el año y con él, viene un tiempo muy importante de reflexión sobre lo realizado y más aún sobre aquello que hemos de hacer en el futuro, por ello, siempre es importante realizar un balance personal, familiar y profesional sobre aquello realizado y revisar lo que deseamos para mejorar en el siguiente año.

En definitiva, si algo debe de quedar muy en claro, es definir la importancia de la educación en el marco de la vida social, económica y política, pues no son del todo claras las acciones que se dicen con las que se hacen para resguardar la salud pública.

Un claro ejemplo de ello es en las entidades como es el caso de Chihuahua, que, estando en color amarillo del semáforo epidemiológico, han decidido suspender las clases en un claro esfuerzo por buscar disminuir la tasa de contagios en la sociedad, ante la llegada de la cuarta ola ahora con la nueva variante del virus, sin embargo, el resto de las actividades sociales, no solo no se han reducido, sino evidentemente se han visto ampliadas sin mayor restricción por parte de las autoridades competentes y por supuesto con un grave desinterés social.

Las calles, los centros comerciales, el centro histórico, las reuniones sociales motivadas por las fiestas decembrinas, los bares y centros nocturnos ponen de manifiesto que poco importa en realidad un posible incremento de las afectaciones que puede traer la cuarta ola mundial del problema.

Existen excelentes ejemplos en donde se han tomado medidas igualmente importantes en el ámbito educativo, pero van acompañadas de otras que permiten atenuar de una mejor manera el problema. Dinamarca, por ejemplo, anunció el cierre de las escuelas, pero, además de ello, emitió fuertes restricciones en centros nocturnos y la implementación de home office ante el aumento en los contagios de COVID y la aparición de la variante Ómicron. Irlanda igualmente anunció que, además, los pubs y restaurantes deberán cerrar a las ocho de la noche, los eventos en interiores por las noches después de las 20 horas y anunció una reducción del aforo de los eventos públicos. 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud esta semana, informa que la variante Ómicron se ha reportado en 89 países y la cantidad de casos se duplica en 1.5 días, máximo tres, en áreas de transmisión comunitaria, por lo que es urgente que se tomen mayores medidas en momentos en que en todo el país de una u otra manera se sigue con la tendencia a la educación en línea, pero no se limita la congregación de personas en otros lugares de igual o mayor riesgo que el contexto escolar.

El problema no es menor, puesto que, de acuerdo con un informe del Banco Mundial de acuerdo con el documento con cierre a noviembre, 82 por ciento de las niñas y niños del país que están en edad de estudiar participan en alguna actividad educativa, pero sólo uno de cada 10 tiene una educación presencial de forma permanente. El porcentaje de alumnos que asisten a clases presenciales en México es de los más bajos en la región, sólo después de Ecuador, Perú y Panamá.

Ojalá y el esfuerzo por reducir la concentración de personas en lugares públicos y privados mueva al gobierno, pero sobre todo a la sociedad para reconocer que mucho de la posibilidad de evitar un problema mayor está en nuestras manos. Feliz año 2022.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

Renovación en puerta

Corren nuevos vientos en el ámbito sindical en nuestro país. Los compromisos establecidos en el marco de los tratados internacionales, tanto de libre comercio (TLCAN) como ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) han desarrollado nuevos mecanismos para llevar a cabo la elección de las dirigencias sindicales.

Una de las innovaciones que tienen que ver con un cambio de paradigma laboral, se establece en el método y los mecanismos para las elecciones en donde se modifica aquella vetusta manera piramidal para llevar a cabo las votaciones en donde, en muchos de los sindicatos, se elegían “delegados” quienes eran quienes en realidad podían tomar la decisión con respecto a algunos aspectos, sin embargo, la decisión final era tomada por un pequeño grupo de personas mayormente incluidas por el ámbito local y en donde podía pesar de manera importante las presiones y los intereses de éstos por encima de los de la mayoría.

En este sentido las recientes elecciones que se han llevado a cabo, específicamente hablando del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se han desarrollado bajo un modelo completamente diferente al de antaño: por medio del voto directo y secreto de cada uno de sus integrantes en la organización sindical.

Es por ello que hoy en día es prudente reflexionar profundamente no solo sobre la profunda necesidad de manifestar la intención del voto que es primordial, sino reflexionar en torno a las figuras que han levantado la mano para dirigir la organización en Chihuahua, su perfil, antecedentes, edad, escritos, pero sobre todo sus acciones previas para ver qué es lo que pueden ofrecer al gremio de la educación.

Resueltamente altamente probable que en los primeros tiempos de este ya muy próximo 2022, por lo que resulta un tiempo por demás prudente para evaluar las opciones, desarrollar una opción y entender que el voto no solo es necesario sino importante para los nuevos tiempos que vivimos.

Hoy en día los problemas por los que atraviesa la organización no son pocos y vale la pena explorar algunos de los retos de los cuales esperemos que quienes aspiran a dirigir a la Organización Sindical puedan hablar a fin de poder tener la oportunidad de revisar sus propuestas para decantar una decisión al momento de emitir el voto.

Algunas de ellas son: democracia al interior, transparencia, propuestas para mejorar a los docentes noveles, mejora del sistema de formación inicial y permanente de docentes, mejora de la carrera administrativa, mejora en la calidad del sistema de pensiones, mejora en la comunicación, estructura y organización, mecanismos digitales para la mejora de la participación gremial, solidez del sistema para el ahorro entre muchos otros.

La mejor manera de entender este tiempo es pronunciarnos por la mejora de los mecanismos, por dejar atrás los viejos modos de elección y atender el llamado para descubrir que no es solo una elección más, se trata del futuro de quienes pertenecemos y de quienes se habrán de integrar en los siguientes años a la organización sindical en en su sistema en la entidad.

Esperemos que lleguen los mejores hombres, las mejores mujeres, quienes por su capacidad, méritos en el servicio, conocimiento académico de la profesión y, sobre todo, capacidad de defensa de los intereses de las y los trabajadores de la educación y sus familias.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Reformas educativas

Una de las muchas estrategias que se llevan a cabo en países cuyos resultados educativos han sido destacados, tiene que ver con que las reformas educativas se llevan a cabo cuando se han desarrollado evaluaciones de su impacto y entonces es necesario realizar cambios que permitan mejorar el desarrollo de las nuevas generaciones.

A diferencia de ello, en nuestro país, en los últimos años, se han desarrollado reformas, que tienen más que ver con el enfoque ideológico del gobierno en turno, lo cual conlleva un esfuerzo extraordinario para el personal docente por el enfoque enciclopédico que se tiene en nuestro país y cuyos resultados, en muchas de las evaluaciones internacionales dejan mucho que desear.

En este sentido, el magisterio, que es quien opera dichas reformas a la educación, ha externado en múltiples ocasiones que los cambios, en muchas de las ocasiones poco tienen que ver con las mejoras educativas y mucho en otro tipo de factores, como fue el caso de la reforma educativa de 2013, cuyo principal foco estaba centrado en lo laboral y poco en favorecer los aprendizajes.

Es por ello, que vale la pena tomar en consideración diversos elementos desde donde mirar si efectivamente las acciones emprendidas, a la luz de las evaluaciones internacionales se consideran pertinentes y adecuadas para lo que fueron hechas.

Una de las evaluaciones es PISA, que desarrolla la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), desde donde se puede apreciar la diferencia en lo que ha sucedido después de aquella reforma, en donde los resultaron fueron: en lectura 424 en 2012 y 420 en 2018, en matemáticas 413 en 2012 y 409 en 2018 y en ciencias 415 en 2012 y 419 en 2018, lo cual indica poca o nula movilidad si acaso unos puntos en la última que no llega ni por mucho al promedio de países evaluados.

Otro de los exámenes internacionales importantes, es el Estudio Regional Comparativo y Explicativo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) que se aplico en 2019, el cual refleja un retroceso con relación al que se llevó a cabo en 2013. En tercer grado de primaria, en lectura bajó 5 puntos y en matemáticas lo hizo en 19 y, en lo que respecta a sexto grado del mismo nivel educativo, en lectura bajó 9 puntos, en matemáticas se descendió 10 y en ciencias naturales se redujo en 6 puntos.

Como se afirma en las concusiones de este último estudio: “A la luz de los resultados del estudio ERCE 2019, México tiene el desafío urgente de implementar un plan de desarrollo del sistema educativo y fortalecer la institucionalidad en función de realizar los próximos pasos con la prioridad de avanzar hacia una educación más inclusiva y equitativa”, desde donde es necesario visualizar los cambios que se deban de generar para una verdadera transformación de la educación desde las políticas públicas que se implementen al respecto.

Hoy en día el magisterio nacional debe de convivir no con dos sino con tres reformas educativas al ineterior de la educación, lo cual no solo es estresante, sino que tiene consecuencias muy graves en sus estudiantes, lo que debe de llevarnos a reflexionar sobre la pertinencia de generar mecanismos en los que se pueda avanzar en esta muy improtante labor que es la educativa en nuestro país. Felices fiestas decembrinas.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

La nueva variante

Muchas y muy variadas han sido las modificaciones y secuelas que la llegada de la emergencia sanitaria ha provocado en el mundo. Específicamente, en el área educativa, en la última sesión de Consejo Técnico, la Secretaria de Educación dio a conocer que regresaron a las aulas un millón 700 mil docentes, en más de 187 mil planteles de todo el país.

Luego de los más de 17 meses en que permanecieron cerradas las instalaciones físicas de los centros educativos, la nueva normalidad se empieza a distribuir por las diferentes regiones de nuestro México.

A pesar de ello, debemos de ser capaces de tener en cuenta los aprendizajes que se tuvieron en el marco de la emergencia sanitaria a fin de estar en condiciones de nuevos eventos significativos que puedan estar en el corto o mediano plazo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el 1 de junio un sistema de nombres para renombrar con letras del alfabeto griego a las variantes del SARS-CoV-2, con el fin de eliminar estigmas. Las primeras variantes de preocupación son Alfa (Reino Unido), Beta (Sudáfrica), Gamma (Brasil) y Delta (India). Existen además 2 variantes de interés: Lamba y Mu, así como la nueva denominada Ómicron.

La nueva variante del virus, de acuerdo con las declaraciones de la OMS, se ha definido la como altamente trasmisible de cuidado, en donde algunos países han cerrado ya sus fronteras de manera total o a ciertos países del sur de África, que es donde se ha detectado la nueva variante.

Ómicron ya se encuentra en América, dados los recientes casos descubiertos en Canadá, sin embargo, es claro que con la movilidad internacional que existe, debe de estar cerca de llegar a nuestro país, lo que debe de ocuparnos en estar alertas y preparados para enfrentar las posibles contingencias de esta nueva variante del virus.

Mas allá de entrar en pánico, que no es el caso, lo que se debe de hacer, especialmente en el ámbito educativo, es favorecer las medidas que tiendan a generar la certeza de que se cuenta con suficiente material higiénico y de protección en las escuelas y no como sucede en muchos centros, que son los propios maestros y padres de familia los que desde hace décadas se hacen cargo de los gastos en los centros educativos.

Otro aspecto fundamental que están recomendando las diferentes instancias tanto nacionales como internacionales, es la aplicación de un tercer refuerzo de las vacunas, lo que incrementa el nerviosismo del sector magisterial, el cual solo recibió una dosis de la denominada Cansino.

Hoy más que nunca se sabe de los efectos nocivos en términos sociales, económicos, psicológicos y de violencia intrafamiliar provocados por el cierre de los centros escolares, por lo que se debe de tener muy en cuenta la prevención para que no lleguemos a estos extremos en el futuro. 

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com

Aprendamos de la emergencia

Ante la llegada de la emergencia sanitaria en el mundo, pocas cosas hoy se encuentran en el mismo lugar que antes, situación que ha hecho que el mundo sea un espacio diferente al de antes de la pandemia, por ello, vale la pena preguntarnos sobre lo que hemos aprendido y, en consecuencia, cual es la manera de seguir adelante con nuestras vidas.

Definitivamente si algo queda claro, es que existieron espacios de aprendizaje acelerado en muchos de los espacios de nuestras vidas, como fue el caso de la educación, en donde luego de múltiples fracasos en las últimas tres décadas, la pandemia nos obligó a entender que necesitábamos de la tecnología para generar un nuevo modelo educativo, desde donde debemos voltear a ver dichos aprendizajes para no caer en los mismos vicios del pasado.

Por otra parte, también queda claro que la pandemia dejó al descubierto las grandes desigualdades y brechas sociales, desde donde la educación presencial debe de ser una prioridad para aquellas niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situación vulnerable, de regiones de difícil acceso geográfico, con alguna discapacidad o con limitaciones culturales de acceso a la tecnología.

Sin embargo, existe un porcentaje importante de estudiantes, cuyo perfil perfectamente puede adaptarse a la aceptación de un modelo híbrido de aprendizaje y en donde, se pueden ejercer acciones y opciones en donde el uso de la tecnología se presente como una opción viable y no, forzando a todas las comunidades escolares, a aceptar el modelo presencial como la única opción viable y hacer como si nunca hubiéramos vivido la situación de emergencia que nos llevó a trasformar nuestras vidas por casi un año y medio.

En este sentido, vale la pena retomar los datos del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México, en donde se aplicó la encuesta “Beneficios, motivación y utilidad de seguir aprendiendo”, en donde, según los datos obtenidos, 60% de los participantes elegiría un proceso de aprendizaje desde centros educativos, como las universidades, escuelas o institutos, pero a 40% le gustaría hacerlo desde un entorno más cotidiano como el hogar o el trabajo. De quienes prefieren un centro o institución educativa, 43% optaría por clases presenciales, 11% por internet y el resto un esquema mixto.

Además, se afirma que, en este último año, 70% tomó alguna clase o curso, debido a motivos laborales (24%), por gusto (24%), para adquirir conocimiento (14%) y para desarrollar o mejorar una habilidad (13%). Independientemente de las motivaciones, esa clase les ha ayudado mucho (59%) o ayudado (37%) para sentirse útil; 90% para sentirse feliz (47% ayudado mucho, 43% ayudado); 82% para reducir o eliminar el estrés (42% mucho, 40% ayudado); 74% para relajarse (34% mucho, 40% ayudado). 

Definitivamente, tenemos que aprender de las experiencias y tenemos que aprender como sociedad, que empezar a generar opciones en donde exista un sector del magisterio orientado a la resolución de este tipo de servicios para un determinado sector de estudiantes, nos permitirá mejorar los servicios, optimizar los tiempos y continuar con los aprendizajes ahora que entramos en una nueva etapa en nuestras vidas.

Dr. Manuel Alberto Navarro Weckmann

Doctor en Gerencia Pública y Política Social

manuelnavarrow@gmail.com

https://manuelnavarrow.com